Asiatosuchus y Duerosuchus

Los cocodrilos del Paleógeno de la Cuenca del Duero están representados por cuatro tipos que se ha relacionado con cuatro géneros: Asiatosuchus, Duerosuchus, lberosuchus y Diplocynodon.

Los dos primeros géneros únicamente se han hallado en los niveles del Eoceno medio de los yacimientos zamoranos.

Los fósiles atribuidos a Asiatosuchus en el Eoceno europeo corresponden a cocodrilos primitivos del linaje de los actuales Crocodylus cuya interpretación es compleja. El representante de la Cuenca del Duero fue un cocodrilo de gran tamaño (hasta 5 metros de longitud) que tendría hábitos de vida semejantes a los de los actuales cocodrilos del Nilo.

Duerosuchus es un enigmático cocodrilo de pequeño tamaño que, por el momento, resulta exclusivo de la Cuenca del Duero. Esta especie pudo alcanzar el metro de longitud y cuando se describió, se pensó que la morfología de su dentición resultaba una adaptación para la captura de peces. Sin embargo, la peculiar anatomía de Duerosuchus permitiría relacionarlo con un linaje de cocodrilos modernos con hábitos terrestres.