Iberosuchus

Uno de los registros más sorprendentes de la fauna de cocodrilos de la Cuenca del Duero es el material atribuido al género Iberosuchus. Estos cocodrilos pertenecen a un linaje de cocodrilos, los Notosuquios, muy abundante durante el Mesozoico en los continentes del Sur, pero que constituyen una excepción en el Terciario y en los continentes del Norte.

Como otros Notosuquios, los representantes de Iberosuchus fueron activos depredadores no asociados a medios acuáticos y que, de alguna forma, ocuparon el papel de los dinosaurios terópodos tras la desaparición de éstos.