Pelorochelon

Aunque en el pasado existieron varios linajes, las actuales tortugas terrestres pertenecen a un único grupo, el de los testudínidos, distribuido prácticamente por todo el planeta. En Europa, los primeros testudínidos aparecieron hace aproximadamente 50 millones de años, en el Eoceno Inferior, y desde entonces el grupo fue diversificándose en especies de pequeño tamaño, como las tortugas europeas actuales, y otras que llegaron a alcanzar los dos metros.

La información disponible sobre el origen de los testudínidos de gran tamaño en Europa era, hasta hace poco, muy limitada y los restos conocidos eran erróneamente atribuidos a géneros norteamericanos.

El estudio de los fósiles procedentes de, entre otros, del yacimiento soriano de Mazaterón aporta claves para reconocer que los testudínidos primitivos europeos no corresponden a géneros presentes en el registro norteamericano, tal y como se creía hasta ahora, sino a nuevas formas exclusivas de Europa.

Al igual que Fontainechelon, Pelorochelon es reconocido como un testudínido primitivo, sin embargo, el tamaño de Pelorochelon, con un caparazón del doble de tamaño que el de esa forma francesa, permite identificarla como una forma de gran tamaño. La tortuga de Mazaterón fue denominada como Pelorochelon, que significa tortuga monstruosa o gigantesca, en referencia a su gran tamaño para tratarse de una forma primitiva. De hecho, esta tortuga alcanzaba los 70 cm de longitud. En España la especie está representada por el género Pelorochelon soriana Pérez-García et al., 2016, pero parientes suyos también han sido identificados en otros países europeos como Francia, Alemania y Austria.