Perisodáctilos y otros grupos de mamíferos

Los perisodáctilos no son los únicos mamíferos presentes en los yacimientos del Paleógeno de la Cuenca del Duero, aunque sí los más estudiados. También están presentes los artiodáctilos pertenecientes las familias Dacrytheriidae, Xiphodontidae y Anoplotheriidae, que son mamíferos que, a diferencia de los perisodáctilos, tienen extremidades con número par de dedos (como los actuales ciervos, jirafas, gacelas…). También se han descrito varias especies de primates (Adapis sp., Mazateronodon endemicus,  Pseudoloris cuestai, Anchomomys pygmaeus y Microadapis sp.), de roedores (Zamoramys extraneus, Microparamys sp., Sciuroides cf. siderolithicus, Pseudoltinomys crebrum, Pariomys ibericus, Remys aff. minimus, Theridomys euzetensis, Archaeomys gregarius y Pseudoltinomys amblesi) y otros órdenes de mamíferos, que están representados por material muy escaso y fragmentario, como marsupiales, lipotiflos, anagálidos y proteuterios, pero quizás los mamíferos no perisodáctilos más llamativos sean los creodontos, un grupo de mamíferos carnívoros primitivos, de los que únicamente se ha descrito una pequeña forma, Proviverra sp. (resumen de CUESTA, 2003).